Decoración con turquesa

El color turquesa es un color que a menudo se pasa por alto a la hora de decorar nuestros hogares. Es un color hermoso que deberíamos empezar a usarlo en tapicería, paredes y accesorios de nuestro hogar, en vez de solo dejarlo en anillos y colgantes.

Es un color que brilla por si solo, por esto es perfecto para usarlo en habitaciones oscuras, en algún accesorio en una esquina con una luz que lo ilumine.

Es un color que especialmente se mezcla y se combina muy bien con otros como el melocotón pálido, el ocre y el verde. Especialmente se ve bien en salas de tonos neutros y suaves, como marrón suave y pálido, donde le daría vida almohadones de color turquesa, pantallas de lámpara, floreros, velas, estantes, etc.

Hay que tener cuidado con el color turquesa en las paredes de una habitación, puede abrumar a otros colores, por esto conviene usar el turquesa en áreas pequeñas. Como por ejemplo una pintura, un estante o en el caso de un baño usarlo en pocos azulejos y algunos accesorios.


Es un color mágico que solo con su utilización en pequeñas cosas hace un cambio enorme. Animará una habitación apagada o en un contexto de salmón y arena puede hacer maravillas. También queda fabuloso con el amarillo o negro brillante, que le da un estilo de los años 50.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>